El PP de Sevilla ha afirmado que José Antonio Griñán “se va un segundo antes de que lo echen, con el agua al cuello y asfixiado por la corrupción, y, lo que es peor, dejando a una heredera cuestionada en toda las provincia por los continuos desprecios a los que la tiene sometida a Sevilla”.

El presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, mantiene que “el artífice del bloqueo absoluto de la provincia de Sevilla se marcha dejando no sólo un triste legado sino una hipoteca que nos lastra el futuro”.

“Griñán de va pero se queda – ha dicho Bueno- porque se salva las espaldas frente a la corrupción pero nos deja una heredera que ya ha demostrado con creces lo que la provincia de Sevilla le importa”.

Además, el presidente de los populares sevillanos ha lamentado que “el bipartito nos deje de recuerdo un año en blanco justo cuando todos necesitamos un empuje serio, realista y honesto para salir de la crisis.”.

“Esas son – ha añadido- las señas de identidad del bipartito que ha dejado pasar en blanco un año  y  porque  el socio mayoritario deja en Sevilla una heredera que ya ha demostrado lo que la provincia de Sevilla le importa, con el beneplácito de IU”.

Juan Bueno ha añadido que “con estas mimbres es muy difícil pensar que la Junta se preocupa por Sevilla porque lo que está claro es que ahora mismo en lo que están enfangados es en la corrupción y que lo que les preocupa es mantener el poder aunque sea con un sistema hereditario que tiene muy poco que ver con el sistema de derecho que nos hemos dado”

“Sevilla necesita –ha afirmado Bueno- un empuje honesto y realista que sólo puede dar el PP porque, hoy por hoy, es el único partido que demuestra a diario que lo primero es el interés general y que la legalidad está por encima de todo”.

A %d blogueros les gusta esto: