Zoido critica que se acordara incoar expediente un día después de haber ganado el PP las elecciones municipales el pasado año.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y el alcalde de Sevilla y cabeza de lista al Parlamento andaluz por la provincia de cara a las próximas elecciones autonómicas, Juan Ignacio Zoido, han confirmado que Gobierno central y Ayuntamiento hispalense han retomado las conversaciones para la habilitación de una Zona Franca, señalando que confían en que a lo largo de 2012 “seamos capaces de haberla obtenido”.

Con motivo de una visita a las instalaciones de Sevitrade, en el Puerto de Sevilla, Zoido ha apuntado a la reactivación de los trámites con el actual Gobierno de España al objeto de la culminación del proceso para autorizar la Zona Franca en terreno portuario, “tan importante a la hora de crear empleo y mantener el sector industrial en la ciudad y su provincia”.

Al respecto, el primer edil hispalense ha lamentado que los anteriores gobiernos central y municipal “dieran la espalda” a una propuesta que fue elevada, a instancias del PP, al Pleno de enero de 2011, mediante la cual se aprobó, por unanimidad de todos los grupos, solicitar del Ministerio de Hacienda la creación de esta zona.

Tras tener entrada en Hacienda el 7 de febrero de 2011, “a sabiendas del gobierno municipal anterior”, se acordó incoar expediente para la autorización el 23 de mayo de 2011, un día después de que Zoido ganase en las elecciones municipales, con un plazo de diez días para cumplimentar los requisitos: como ello no se llevó a cabo al estar el gobierno en funciones, el expediente fue archivado el 4 de junio.

El regidor ha criticado la situación de “fraude” a la que se vio abocada una iniciativa aprobada de manera unánime, “que no iba contra nadie, sino a favor del sector industrial de la provincia”, y que, entre otros aspectos, hubiese supuesto poner en valor la zona portuaria para atraer a nuevas empresas y ampliar las líneas de negocio.

A día de hoy, ambas partes trabajan para cumplir los requisitos necesarios para establecer la Zona Franca, “que debe ser un nuevo motor para el empleo”, siendo éste “objetivo prioritario del gobierno municipal y del cambio que en Andalucía propugna Javier Arenas”.

MÁS DE 130 HECTÁREAS
De esta manera, la Zona Franca podría alcanzar una extensión superior a las 130 hectáreas, “por encima de la que tiene Cádiz o la de Canarias”. “Se trata de poner en valor una zona que necesitamos urgentemente dinamizar, pues es completamente absurdo que, con la inversión tan importante que se hizo para cambiar la esclusa, no se aproveche”, ha subrayado, en referencia a los beneficios tributarios de que las empresas podrían beneficiarse.

Así, Zoido ha anunciado que ya existen dos grupos de trabajo constituidos para determinar el espacio y las empresas y sectores que podrán tener cabida, con el fin de “ir cumpliendo los requisitos para, en el plazo más breve posible, dar a Sevilla un vivero de oportunidades, con la única Zona Franca en España en una zona portuaria fluvial”.

Por su parte, Montoro, que ha comprobado sobre el terreno las “formidables oportunidades”, ha aludido a la necesidad de utilización de la “capacidad y potencial económico” del Puerto para la “apuesta por el tejido industrial”, en vez de “un archivo protocolario”. Se trata, ha añadido, de “utilizar el puerto para abrir posibilidades financieras y tributarias y permitir que sea una fuente de inversión y crecimiento económico”.

A %d blogueros les gusta esto: