El pleno de la Diputación de Sevilla ha aprobado este jueves inicialmente el presupuestos de la institución para 2019, que asciende a 453,1 millones de euros, con el voto a favor del Grupo socialista y el voto contrario de todas las fuerzas de oposición. El PP considera que se trata de un texto involucionista, que no apuesta por el municipalismo y carente de nuevas propuestas  para la realidad social de la provincia

Groso modo, el proyecto de presupuestos de la Diputación y sus entes y sociedades satélite para 2019 se eleva a 453,11 millones de euros frente a los 430,65 millones de euros de los presupuestos de este año. Tal extremo, así, implica un incremento presupuestario del 5,2 por ciento, lo que se traduce en 22,46 millones de euros más.

A partir de ahí, los gastos se dividen entre 290,3 millones de euros de gastos no financieros, es decir dedicados a programas, inversiones o el funcionamiento propio de la institución, gasto tangible a fin de cuentas, y 162,8 millones de euros reservados como “operaciones financieras” según la Ley 2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, toda vez que entre dichas operaciones financieras destacan 162,27 millones de euros de “activos financieros”, es decir depósitos bancarios.

Entre los 290,3 millones de euros de gastos no financieros dedicados a programas, inversiones, actuaciones y gastos propios de la Diputación, destacan 130,3 millones de euros dedicados a las nóminas de la plantilla, sus cotizaciones a la Seguridad Social y todos los aspectos relativos a los trabajadores de la casa. Dicho capítulo cuenta este año casi con 5,4 millones más que en 2018, al estar prevista la subida salarial acordada a nivel estatal el pasado mes de marzo respecto a los funcionarios.

El diputado del Alberto Sanromán ha avisado de que pese a los intentos del PSOE por “revestir de incrementos” el nuevo presupuesto, el mismo incurre en “la involución”, señalando especialmente la caída de 1,6 millones de euros en las políticas de apoyo al empleo, al haber renunciado la institución a los 3,3 millones de euros cosechados para el programa Proempleo Joven. Del mismo modo, ha criticado la “congelación” de las partidas destinadas a las carreteras pertenecientes a la Diputación y la ausencia de nuevas “ideas” para combatir la situación de la provincia. Del mismo modo, ha dudado de las inversiones, porque normalmente “sólo se ejecutan al 50 por ciento”.

A %d blogueros les gusta esto: